Blog

Òscar Boule

Òscar Boule - Motor de cambio en las personas
ABR
05

Por qué el Desierto es el mejor sitio para impartir una formación en LIDERAZGO DE EQUIPOS

 Captura de pantalla 2017-03-31 a las 14.34.36.png

¿Para qué una formación de liderazgo de equipos impartida en el desierto? ¿Para qué un lugar donde sólo hay arena? ¿Para qué pasar calor innecesariamente? ¿Para qué un lugar donde no hay wifi, cafeterías, tiendas, gimnasio…?

Te lo cuento:

El año 2010 hice mi primera caravana por el desierto del Sáhara y, desde entonces, organizo caravanas al desierto del sur de Marruecos. Como ya sabes, mi otra gran pasión es acompañar a profesionales y a equipos de trabajo en procesos de aprendizaje, de empoderamiento profesional, de gestión de conflictos… Ahora le llamamos coaching o coaching de equipos. El tiempo ha hecho que terminara por combinar mis dos pasiones: https://youtu.be/KoVi_PXNWlM


En el desierto hay pocas cosas fuera de uno mismo: arena, viento, sol, arbustos, algún bicho… acompañados siempre por una banda sonora sutil y al tiempo persistente e imperturbable de silencio. El silencio es el gran protagonista del desierto. Un silencio sordo, seco, austero, espartano, INEVITABLE! El silencio del desierto actúa como lluvia fina que va calando poco a poco… y, después de 2-3 días facilita lo que mi maestro del desierto, Simon Rogiers, llama "efecto desierto"

…y cuando uno entra en contacto con el silencio, se produce el encuentro o reencuentro con uno mismo. El silencio es el caldo de cultivo, el abono, la música que nuestra alma necesita para manifestarse, para recordarnos que está, que siempre ha estado ahí.

Silencio, alma… ¿y que relación tiene esto con una formación de liderazgo? Para mí, el liderazgo, el acompañamiento a profesionales, a equipos de trabajo… es un desafío, algo que va de dentro hacia afuera. Entrar en contacto, conocer, recordar lo que somos… Entrar en contacto, conocer, recordar cuales son nuestros demonios, eso que no queremos mostrar, pero que todo el mundo ve o intuye, es una manera de vaciar el contenedor, de vaciarnos para poder tomar, de desarrollar un estado de escucha activa, donde los nuevos aprendizajes, comprensiones son escuchados, valorados y tomados sólo si uno siente que le nutren.

La compresión, es decir, la integración de nuevos conocimientos, pasa por hacer el recorrido MENTE-CUERPO-EMOCIÓN-ALMA. Y en el desierto se dan las circunstancias propicias para hacer este recorrido.

Si estás interesado en conocer cómo es nuestra formación de liderazgo en el desierto puedes verla pinchando aquí http://www.oscarboule.com/images/formacion/descargas/oscarBoule_liderazgoEnElDesierto_2017.pdf, y si te interesa, no dudes en apuntarte: las plazas son limitadas.

Òscar Boule,

Director de la Formación de LIDERAZGO DE EQUIPOS en el Desierto. 

Captura de pantalla 2017-03-31 a las 14.34.47.png

Artículos relacionados

Comentarios

 
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Sábado, 16 Diciembre 2017

Imagen Captcha